Autocompasión

En el post de hoy voy a hablar sobre un libro que he leído recientemente y del cual he aprendido muchísimo. El libro se titula: Self-compassion. Stop beating yourself up and leave insecurity behind’, de la autora Kristin Neff. Si os soy sincera, leí este libro un poco por compromiso, ya que una amiga mía me lo había recomendado y prestado hacía tiempo, pero por alguna razón no me atraía. Sin embargo, durante el confinamiento no encontré ninguna excusa para no leerlo, y le di una oportunidad. ¡Y no sabéis lo que me alegré de hacerlo!

Self Compassion: Amazon.co.uk: Neff, Kristin: 9781444738179: Books

La idea principal del libro es la importancia de la autocompasión y la autopreciación. La autocompasión consiste en ser conscientes de que estamos sufriendo (cuando estamos sufriendo), sentir el dolor, y ser amables con nosotros mismos, teniendo presente que todos sufrimos en algún momento, sintiendo la interconexión con el resto de seres humanos. Así, practicando la autocompasión no sólo tendremos compasión con nosotros mismos, sino también con los demás.

El concepto de autocompasión se opone al concepto de autoestima, ya que aunque puedan parecer similares, en realidad son muy diferentes. La autoestima se centra más en la comparación con los demás y se basa en nuestros logros. Si tienes alta autoestima, te sientes feliz cuando, por ejemplo, sacas muy buena nota en un examen, te dan muchos likes en una foto, ‘tienes el guapo subido’, etc. La autoestima depende de factores externos más que de factores internos. Así, las personas con una alta autoestima se castigan a sí mismas cuando las cosas no le salen bien. Por el contrario, la autocompasión se centra en valores internos, y te permite tanto celebrar tus éxitos (sin arrogancia) y los de los demás, como confortarte cuando las cosas no van bien.

La autoapreciación va unida al concepto de autocompasión. La autoapreciación se basa en valorar las cosas buenas que tenemos y los sucesos positivos que nos pasan, así como apreciar lo positivo de los demás. Esto nos permite saborear los pequeños-grandes placeres de la vida, ser agradecidos y más felices. Varios estudios que se mencionan en el libro demuestran que la autocompasión y la autoapreciación contribuyen notablemente a la elevación de los niveles de felicidad en los seres humanos.

Creo que aprender sobre estos conceptos (autocompasión y autoapreciación) y tenerlos presente en nuestro día a día, puede ayudarnos a superar los obstáculos de la vida, a valorar lo que tenemos y ser felices con ello; a tener más compasión con los demás y así entender mejor al otro y mejorar nuestras relaciones amorosas, familiares y sociales. Espero que algún día el narcisismo y el egoísmo que tristemente imperian en nuestra sociedad, dejen paso a la compasión y a la apreciación, construyéndose así un mundo mejor.

Gracias por leerme y espero que te haya sido útil la información.

Un abrazo,

Marta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: